Historia del estadio Santiago Bernabéu

Después de finalizada la guerra civil española, la que fuera la casa del Real Madrid F.C había quedado en muy mal estado. El estadio Chamartín, obra del arquitecto José María Castell necesitaba más que algunas reparaciones locativas y por esa razón, el presidente del club, en ese entonces Santiago Bernabéu, solicitó al Banco Mercantil e Industrial un crédito para comprar los terrenos limítrofes y erigir un nuevo escenario deportivo.

Aunque el crédito se concedió en junio de 1944, el Madrid siguió jugando en el antiguo estadio hasta 1946. Mientras tanto, los arquitectos Manuel Muñoz Monasterio y Luis Alemany Soler, empezaron los trabajos del que se convertiría en uno de los emblemas no sólo del club merengue, sino de toda la ciudad de Madrid.

No obstante, pese a que el proyecto estuvo casi concluido hacia mediados del año 1947, el Madrid debió hacer una transición entre el Chamartín y su nueva casa, jugando en el Stadium Metropolitano la temporada 46-47 y cinco partidos de la temporada 47-48.

El partido inaugural

Aunque la mayoría de los aficionados habrían querido que el primer juego en el que por entonces se llamaba “Estadio Real Madrid Club de Fútbol” o «Nuevo Estadio Chamartín” hubiera sido contra el Barcelona F.C, el honor le fue concedido por razones atribuibles al contexto político de la época al club Belenenses de Portugal.

El encuentro que se jugó el 14 de diciembre de 1947 concluyó 3 -1 con resultado favorable para el local y marcó una de las épocas de mayor prosperidad para el club de la capital española. Dos semanas después, el 28 del mismo mes, se jugaría el primer partido oficial por la primera división y esta vez el Madrid se impuso 5 – 1 frente al Athletic de Bilbao.

Fue tal el éxito que tuvo el nuevo estadio que para 1950 ya se había quedado pequeño y empezaron las ampliaciones. El crecimiento en el número de asientos y confort fue prácticamente imparable hasta bien entrado el siglo XXI, cuando ya el estadio se convirtió en un escenario de élite mundial.

Los partidos más importantes

Tres partidos de la segunda fase del mundial de España 1982 se jugaron en este escenario. Dos de ellos recibieron a la selección de Alemania Federal que empató a ceros con los británicos, derrotó a los españoles 1 – 2. Un tercer partido enfrentó a españoles e ingleses, pero este terminó en tablas.

No obstante, el juego más importante que se celebró en este escenario fue la final del mundo, en la cual los italianos derrotaron 3 -1 a Alemania Federal. El juego tuvo lugar el 11 de julio de ese mismo año.

Después de este juego, se cuentan al menos tres finales intercontinentales, dos de las cuales enfrentaron al Real Madrid con el Club Atlético Peñarol del Uruguay, la primera de ellas en 1960, terminó con un triunfo español 5 – 1 y la segunda, sirvió de revancha en 1966 con una victoria 0 – 2 para los uruguayos.